Trinidad Gan, un poema, un banquete

 

 

Un protagonista misterioso atraviesa este libro,

lleva en sus bolsillos trozos de papel escrito,

hojas sueltas de un cuaderno perdido, marcas

donde se agita el pasado, arañazos de tiempo,

humo y rescoldos en el camino. La soledad como

un grifo goteando el olvido, recomponiendo las

piezas de una historia.

 

– Ángeles Mora

 

 

*******************************************

LA DEUDA

Todavía busco el adjetivo exacto
para nombrar aquel enero,
su madrugada escrita con dos tintas:
trazos cortantes como árboles
en las líneas aún nuevas de mi mano.

Pero escribo “sobrevivir”, un verbo
que no oculta, padre, tu sombra.
Y en cascada, los años llegan
para afirmar la voz de este silencio,
el eco de tu voz que me abre
en cada cuarto y cada biblioteca
las páginas marcadas por tus dedos.

Si me acorrala el desconcierto, el caos,
vuelvo a mi única patria: tu memoria.
Y pongo mi equipaje, la palabra,
que aprendí sin mordaza de tus labios,
abierta en sus andenes.

Cóbrame esta deuda de amor y de linaje
si hoy llego y la malgasto.

-poema del libro “Papel ceniza” de Valparaíso Ediciones

 

36-papel-ceniza

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s